El placer de leer con buen oído

Desasosiegos

Cada vez que me encuentro con algún argumento torpe sobre la caducidad de la métrica me dan ganas de escribir un rap. Pero por si hay alguien que se tome en serio esos alegatos sosos, he aquí una pequeña muestra de cómo saber un módico de métrica puede enriquecer la lectura de un poema fino. El siguiente es un poema de Nicanor Parra:

Un abogado de su propia causa

llega a una tumba equis
del Cementerio Metropolitano
con un ramito de claveles rojos
Se descubre con gran solemnidad
y a falta de florero deposita su ofrenda
en un modesto tarro duraznero
que sustrae de una tumba vecina.

El título es un endecasílabo. Luego vienen un heptasílabo, tres endecasílabos, un alejandrino, un endecasílabo más, y finalmente, en la última línea, en la que el poema da un giro extraordinario, la pluma del poeta desafina. Todos los versos (incluido el título) son…

View original post 75 more words

Quimera.

Amor a cuatro manos

Texto a cuatro manos por @Lady_Micu y @Voyporcigarros.

Tímida, la luna, se escabulle por las ramas de ese árbol raquítico que, fiel, se apuesta bajo los ojos vítreos de la casa blanca.

Apenas le adornan unas cuantas hojas en sus brazos de ramas. Sabiéndose anclado a su principio de árbol, estira su amor. Quiere tocarle.

La claraboya de mirada nívea, no se inmuta. A lo sumo, le regala la caricia de un parpadeo cuando en verano abre los postigos y roza sus ramas.

Él, apenas dos veranos atrás un arbusto, se ha enamorado de aquellas alas de vidrio, en las que confiadamente se posan las aves de primavera en busca de grano.

La observa enamorado cuando la nieve la viste de escarcha o la dora de sol. Solo espera tocarla con sus manos de hoja cuando le llegue el otoño.

Ansioso, le guarda la savia de ganas de años en…

View original post 50 more words